Diseñar con elZinc®

Características principales

El zinc es un excelente material para fachadas tradicionales de zinc. Instalado correctamente, dará un servicio duradero y casi exento de mantenimiento. Una instalación correcta no significa únicamente la correcta fijación del zinc en sí mismo, sino también el diseño y la instalación correcta de la estructura del soporte. En el caso de los revestimientos tradicionales, esta estructura proporciona un apoyo continuo al zinc.

Diseño del paquete constructivo

Láminas

Los soportes directos e indirectos

El soporte directo proporciona el apoyo estructural para el zinc, y las patillas de junta alzada generalmente se fijan a él. Debe proporcionar un valor mínimo de extracción para cada patilla de 560 N.  Las superficies que son a un solo plano de geometría son sencillas de construir, las superficies curvadas pueden requerir un solución en dos o más capas de tableros finos más flexibles. La geometría de doble curvatura se consigue mejor con un soporte de entablado.

Materiales portantes del soporte directo


Fabricados de aluminio extruido o chapa galvanizada, recomendamos que tengan un ancho de cara de 60 mm como mínimo. Cuando se emplean para apoyar forrados de tableros, su entre ejes es de entre 600 a 625 mm, cuadrando con las dimensiones de ancho y largo de los tableros disponibles en el mercado.

Empleados habitualmente para apoyar entablados de junta abierta, deben ser regularizados y tratados con protecciones contra hongos e insectos compatibles con el zinc.

Diseño térmico

Las fachadas técnicas son generalmente ventiladas con una entrada de aire en el pie de la fachada y una salida en la coronación, debido a que, gracias a su geometría vertical, la cámara de aire funciona bien y disipa eficazmente la humedad procedente del interior. De esta manera, el envolvente del edificio se mantiene seco en invierno mientras que en verano su diseño ayuda a mantenerlo fresco.

Las fachadas ventiladas incorporan una cámara de aire detrás del soporte directo, conectada al aire exterior mediante una entrada en el pie de la fachada, una salida en la coronación y también en los alféizares y dinteles de las ventanas. Se emplea elZinc® perforado para la malla contra insectos a lo largo de estas aberturas.

Las estructuras que no son estancas al aire pueden necesitar la instalación de una lámina contra viento.

Ejemplos de fachadas ventiladas